Ecuatoriano perdió el negocio de toda su vida que fue destruido en los disturbios en Minneapolis tras la muerte de George Floyd

0
131

El ecuatoriano Luis Tamay llegó hace 17 años a Estados Unidos para encontrar una mejor vida. Sin embargo, este 2020 le ha traído no solo dificultades por la pandemia, puesto que un estallido social ocurrido tras las muerte del afroestadounidense George Floyd a manos de la policía de Minneapolis derivó en protestas y disturbios que ocasionaron la destrución de muchos locales comerciales, incluyendo el suyo.

Tamay empezó su negocio propio en el 2014, el restaurante El Sabor Chuchi en Minneapolis, luego de ahorrar parte de su sueldo por varios años. En el negocio servía una mezcla de comida ecuatoriana y tex-mex, según se puede observar en su menú.

Pero luego de lo ocurrido con Floyd, la semana pasado su local fue uno de los que resultaron quemados durante los disturbios en la ciudad, ocasionándole pérdidas que él calcula en 150 mil dólares, con la complicación mayor de que no tenía seguro.

Tamay dijo en una entrevista con Radio Tomebamba que recién el año anterior había cambiado los equipos de cocina y que por la pandemia de COVID-19 estaba trabajando con pedidos para llevar; planeaba reabrir el 2 de junio y atender a un 50% del aforo del local.

La pandemia había bajado sus ventas en un 60% y de su personal solo se quedó con dos cocineros para preparar la comida que se entregaba.

Para tratar de ayudarlo luego del incendio, su sobrino creó una campaña en la plataforma de crowdfunding (recaudación de fondos) Gofundme, con la cual quiere reunir 100 mil dólares. Hasta la tarde de este viernes ya llevaba más de $66 000, conseguidos en siete días.

Tamay ha dicho que el fuego empezó en un local de la esquina -es un edificio de varios locales- y luego se extendió a los demás negocios.

Afirma que no quiere buscar culpables en medio de los disturbios, pero sí quisiera que la gente sea consciente de que cuando ocurre esto se dañan negocios y se afecta a trabajadores y familias.

Cuenta que el miércoles y jueves de la semana pasada estuvieron cuidando el local, pero que el viernes como el gobernador de Minnesota -estado en el que está la ciudad de Minneapolis- declaró el toque de queda, se fueron a la casa. Esa noche quemaron el edificio el que estaba El Sabor Chuchi.

Ahora, pese a los sucedido, ve con optimismo el futuro.

«Quiero empezar en el mismo lugar, con el mismo menú y como ya funcionó tiene que funcionar una vez más», dice Tamay.

Viviendo el racismo

En el 2003 este ecuatoriano oriundo de Cañar emigró a Estados Unidos con muchas deudas y sueños. Luego varios familiares se unieron a él. Todavía no tiene sus papeles totalmente en regla y por ello dice que le es difícil pedir ayuda a instituciones.

Respecto a la situación que vive su ciudad por lo sucedido con Floyd, dice que el racismo siempre ha estado presente, incluyendo en la policía, aunque ahora es un poco menos que hace 12 años, cuando varios familiares suyos fueron deportados.

«Siempre nos han dicho que nos regresemos a nuestros países. Aquí para los racistas todo hispano, todo latino es mexicano y nos dicen regresen a su país», cuanta Tamay, quien afirma también haber sido víctima de racismo, algo que en ocasiones le ha generado dolor a él y a su familia.

Tamay también apunta que en Minnesota hay unos 17 mil ecuatorianos, procedentes de Cañar, Azogues, Azuay, La Troncal, entre otros sitios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí